La actividad industrial manufacturera ha sido una de las más afectadas en los últimos dos años, acumulando cinco trimestres consecutivos de caídas. Recién a partir de mayo de este año comenzó a mostrar un rebote en su nivel de actividad, aunque con ciertas características particulares en lo que respecta al mercado laboral y la profundidad de su recuperación, a saber

Se evidencia un proceso de precarización laboral, esto es, una caída de la participación de los asalariados en el empleo industrial a costa de los cuentapropistas y, hacia dentro de los asalariados, una caída de la proporción de los registrados a expensas de los no registrados.

[CP_CALCULATED_FIELDS id="5"]
Categorías: ODE