El déficit de creación de puestos de trabajo registrado privado es un rasgo característico de los primeros dos años y medio de gestión macrista. En este informe mostramos que esta crisis de empleo se extiende a todas las regiones del país. En cada una de ellas, la evolución de los puestos de trabajo registrados estuvo sensiblemente por debajo del crecimiento de la población.
De tal manera, el número de empleados registrados privado cada 100.000 habitantes en el país se redujo -2,7% entre noviembre de 2015 y mayo de 2018. Mientras que en ese lapso la población creció un 3,1%, el empleo registrado solo lo hizo en 0,3% –un virtual estancamiento. Cabe señalar que, como consecuencia de la crisis económica, estos números se profundizarán en los próximos meses, dado que estos datos son previos al impacto de la corrida cambiaria.